Bangkok

¿Estás por viajar a Asia por primera vez y Bangkok es la primer parada? ¿Sacaste pasajes con tus amigos de la Working Holiday Nueva Zelanda porque después de la visa todos hacen un viaje por el Sudeste asiático? O quizás simplemente estás de paso en tu viaje por la zona. Qué nervios, qué emoción, qué ansias… pero ¡qué miedo!, bueno no es miedo en realidad, pero sí esa incertidumbre de no saber con qué te vas a encontrar.
Mamá ya te dio muchas recomendaciones, pero aparte del “cuidate” y “no hables con extraños” estás buscando información un poco más específica. ¿Será como lo que vi en La Playa? ¿será seguro? ¿qué voy a comer? ¿moriré de hambre y deshidratación y nadie se enterará? ¿y si me roban todo, me quedo sin plata y tengo que quedarme a vivir en Tailandia? Hmmm, mejor cancelo el viaje, seguro que no la voy a pasar bien… ¡Tranquilo que va a estar todo bien!
Sabemos lo que te estás preguntando, nosotros también nos lo preguntamos en su momento. Seguridad, vacunas, cómo moverte por la ciudad, presupuesto, dónde comprar suvenires para llevar a casa, ¿puedo tomar el agua de la canilla? ¿dónde puedo comer bichos? Y otras cosas que andan rondando por tu cabeza. Vamos por parte, paso a paso y sin apuro que tenemos tiempo para prepararnos. Bangkok te va a esperar…

Primer viaje a Bangkok: Love Bangkok

Remera I love Bangkok

Primer viaje a Bangkok: Mercado flotante Damnoen Saduak

Mercado flotante en las afueras de Bangkok.

La previa

Parte 1: vacunas

No querés pincharte, te dijeron que no hace falta, no querés gastar esa plata o no tenés tiempo. Cualquiera de estas excusas son válidas, pero si venís de Latinoamérica o África poco les va a importar a los oficiales del aeropuerto, la vacuna de la fiebre amarilla la tenés que tener, y no te olvides el certificado de vacunación. Cuando llegues al aeropuerto vas a tener que completar un formulario en “health control” antes de pasar por inmigración, nada complicado. Esto sólo aplica si en los últimos 6 días estuviste en estos continentes, y no si venís de otro país de Asia, Nueva Zelanda, Antártida u otro lugar. En nuestro caso, por más que llegamos desde Nueva Zelanda, nos hicieron pasar por health control al ver el pasaporte argentino. Ahí llenamos el formulario explicando que no veníamos de Argentina y pudimos seguir sin problemas. El resto de las vacunas son opcionales, ninguna obligatoria. Seguramente, aunque quizás no lo sepas, ya tenés la de Hepatitis A y B, generalmente te la dan cuando sos chico. La antitetánica también es recomendable, dura por 10 años así que posiblemente también la tengas. Fiebre tifoidea y Polio completan el combo, pero depende de vos, para Bangkok no las vas a necesitar. Por más vacunas que te des, lo más riesgoso es el dengue y la malaria. Contra estos horribles mosquitos lo único que podés hacer es usar repelente (buscate uno más potente que el Off que no sirve ni como perfume) y cubrirte con una mosquito net cuando vas a dormir. En Bangkok no vas a tener muchos problemas con estas enfermedades, pero tenés que estar más atento cuando viajes al interior. Las famosas pastillas contra la malaria, por más que el médico te las quiera vender, no te las recomendamos. Traen muchos efectos secundarios como dolor de cabeza y vómitos, son caras y lo más probable es que no las necesites.

Primer viaje a Bangkok: red y repelente para combatir los mosquitos

Una red y repelente es lo mejor contra los mosquitos.

Parte 2: ¿qué pongo en la mochila?

Mirá, vayas cuando vayas podés estar seguro de algo, frío no va a hacer. Según nuestros amigos cercanos de la World Meteorological Organization (y con ese nombre no pueden estar muy errados), Bangkok es la ciudad más calurosa del mundo. Como siempre dicen, lo que mata es la humedad… y el smog, y el amontonamiento de gente, y etc. Tenelo en cuenta antes de empezar a llenar la mochila con buzos, bufandas y medias de lana. Ya sabemos que mamá te dijo que los lleves “por las dudas”, pero hacé una cosa, sacá todo eso que te ocupa lugar y vas a tener que cargar en tu espalda, guardalo y explicale a mamá una cosa: ¡¡¡hace calor mamá, mucho calor, 60ºC a la sombra!!! Bueno, no tanto, pero pensá que todo lo que pongas en esa mochila “por las dudas que un día sople viento polar” vas a tener que cargarlo. Te va a pesar más de lo necesario, vas a transpirar, vas a generar una relación de odio con tu mochila (no te olvides que cuando estás viajando sos como un caracol, ella es tu casa) y, a consecuencia de todo esto, vas a odiar Bangkok. La mayor parte del tiempo vas a estar con el mismo short, ojotas, gorra y sólo te vas a cambiar la remera (y, si tenés tiempo, la ropa interior). Nosotros siempre llevamos jabón blanco y lavamos a mano a medida que vamos usando, después colgamos todo por la habitación bien cerca del ventilador para que se seque. Cada vez que entres vas a sentir como el olor a humedad te envuelve, pero no te preocupes, después de un rato te acostumbrás. Si no te gustó la idea, laslavanderías son bastante baratas, entre 30 y 40 THB el kilo (USD 1 – 1,50). Seguro que ya pusiste ropa para salir de fiesta: zapatos, algunas remeras lindas o camisas y lo que usas generalmente cuando salís. ¡No! Vas a ver que nadie se produce demasiado para la noche tailandesa. Salvo en lugares más exclusivos, los códigos de vestimenta son muuuuy relajados. Tal vez alguna remera y un short/pollera/bermuda que te guste y no uses durante el día va a ser suficiente. Estás yendo a Bangkok, no a París. Para que tengas una idea del clima, pensá que los meses más frescos van de Noviembre a Febrero. Durante el día la temperatura ronda los 30ºC y a la noche “refresca” hasta los 20ºC aprox. Siempre llevá una campera para la lluvia, en especial durante la temporada húmeda, de Mayo a Octubre.

Primer viaje a Bangkok: Viajá liviano y con ropa fresca

Viajá liviano y con ropa fresca o te vas a arrepentir.

El avión aterriza, Welcome to Bangkok!

“… we are landing at Bangkok International Airport, the local time is…”  El avión aterriza en el aeropuerto de Bangkok. Conocelo, se llama Suvarnabhumi y será quien te reciba cuando llegues. Es grande, enorme, uno de los más grandes del mundo… es moderno, inaugurado en el 2006 y parece salido de una película de Star Wars. Pero no te asustes, sólo tenés que seguir los carteles que dicen “arrivals” como todos los que volaron con vos, pasar por inmigración como en cualquier otro aeropuerto e ir a buscar tu mochila que va a estar dando vueltas en la cinta. Tené en cuenta que es el aeropuerto con mayor tránsito de todo el Sudeste asiático, así que el proceso de reencuentro con tu querida mochila se puede demorar más de lo que quisieras. Si al encontrarte con el oficial de inmigración insiste con algo que suena como “jeo contó, jeo contó” es que, como te dijimos, tenés que ir al mostrador de health control para llenar un formulario indicando que tenés la vacuna de fiebre amarilla o que no venís de un país infectado. Esto va a hacer que te demores un rato más, pero no mucho.

Ahora bien, ¿qué hacer si tu vuelo llega de madrugada? Nunca es divertido llegar a una ciudad que no conocés de noche, pero puede ser que el vuelo más barato que conseguiste no te deja otra opción. Nosotros te recomendamos que no gastes plata en llegar a la ciudad y pagar una noche de hostel por unas pocas horas. Dormir en el aeropuerto esperando a que amanezca es la mejor idea. Es grande, cómodo, con internet gratis para revisar tu mail (15 minutos máximo) y tenés varios negocios para entretenerte e ir entrando en clima si no te podés dormir. Eso sí, nunca descuides tus pertenencias que son todo lo que tenés en ese momento. Si la comida del avión no fue suficiente, o si te agarró hambre por la ansiedad, el lugar más barato para comer se llama Magic Food Point, en el 1er piso, cerca de la puerta 8. Una buena página con experiencias de otros que ya durmieron en el aeropuerto es Sleeping in airports. El otro aeropuerto de Bangkok se llama Don Muang, es donde llegan algunos vuelos internos y todos los de Air Asia. Si tenés que hacer una combinación de vuelo internacional con uno de Air Asia, calculá que dependiendo del tráfico podés tardar hasta 3 horas. La buena noticia es que hay transporte gratis entre ellos.

Llegando a la ciudad

¿Buscás la manera más rápida o la más barata? Si es la más rápida claro que a la salida de todo aeropuerto está lleno de taxis esperando. Si es la más económica (sin contar la opción de hacer autostop), podés tomar el bus 554 (THB 32 – 30 min. de viaje) hasta Synphaet Hospital y ahí tomar el bus 60 (6,50 THB – 1 h. de viaje) hasta Khaosan Road.
En la “Autobus Central” hay un punto de información y ahí te dan un papelito con cómo debes hacer el recorrido y el nombre de las paradas escrito en Thai, importante, para ir preguntando dónde debes bajarte.

Si llegaste a Don Mueang (aeropuerto de bajo costo), podés tomar un tren desde la salida hasta la estación Hua Lampong, desde donde podés caminar unos 40 minutos hasta Khao San Rd. o tomarte el bus 15. El tren ordinary cuesta THB 5 (indicados como ORD en la tabla de abajo) y el express THB 20. Tarda aproximadamente 1 hora.

Primer viaje a Bangkok: Horario trenes aeropuerto Bangkok

Primer viaje a Bangkok: bus local

Los buses locales son el transporte más barato de la ciudad

¿Dónde me alojo, dónde duermo, DÓNDE ME QUEDOOOO?

Primer viaje a Bangkok: tuk tuk en llegada a Khao San Rd

Llegando a Khao San Road, un tuk-tuk te recibe.

Primer viaje a Bangkok: Khao San Rd

Ya descartaste la opción de volver a dormir todos los días al aeropuerto, así que vas a tener que buscar algún lugar para quedarte. Couchsurfing puede ser la primer opción, pero supongamos que no conseguiste nadie que te aloje o ninguno te convence. La gran meca mochilera es la famosísima Khao San Rd, sí, esa que viste en la película de Leonardo Di Caprio. La mayoría de los que llega a Bangkok sin muchos planes va directo en busca de una guesthouse por acá. Esta calle es un caos de bares, negocios, agencias de viajes de dudosa reputación, vendedores molestos, tuk-tuks, prostitutas, borrachos, viejos verdes en busca de jóvenes prostitutas, puestos de “massaaaaage”, mochileros deambulantes y mucho más. Como todo el que llega sin plan termina acá, ya no es más el lugar donde encontrar el alojamiento más barato. Encima preparate para no tener paz, todas las noches y durante toda la noche vas a escuchar la música de los bares y el ruido de la calle. Si todavía estás convencido de quedarte en Khao San, tratá de elegir una habitación que no esté cerca de la calle. No alojarse en Khao San no significa estar lejos de “la onda”, toda la zona que la rodea está llena de guesthouses más baratas y tranquilas, pero a pocas cuadras de ese caos que querés experimentar. La calle Soi Rambuttri, por ejemplo, es una mini Khao San, con bares, puestos de comida callejera, 7-Eleven, etc., pero donde vas a poder dormir si querés y vas a pagar menos por la habitación. Para que tengas una idea, una habitación doble te puede costar a partir de los 240 THB (USD 8).

Pero hay una calle donde podés conseguir alojamiento todavía más barato. Caminá por Khao San hasta chocarte con el Burger King. En la primer calle a la derecha del Burger (mirándolo de frente) hay algunas guesthouses baratas. Las habitaciones dobles más baratas que vimos están THB 200.

Si querés darte un lujo a bajo costo, un preferido viajero es el Rambutri Village Plaza, que está súper bien ubicado.

tra zona con muchos medios de transporte disponibles es Silom, que es una buena opción si querés alejarte de la burbuja mochilera pero estar bien comunicado con el resto de los puntos de interés de la ciudad.

Para llegar con una idea en mente, podés comparar precios en buscadores de alojamiento por internet.

Estafas, timos, chantajes, fraudes…

Llamalos como quieras, pero que los hay… los hay, y muchos. Es lo que todos odiamos de Bangkok, pero los oportunistas están por TODOS lados. No es para que te asustes, no te estamos hablando de seguridad personal, sino de esta gente molesta que se aprovecha del turista desprevenido. No te van a robar, sino hacerte pagar de más o presionarte a comprar cosas que no necesitás. No es para andar paranoico por la calle, relajate y desconfiá de los locales que se te acercan de la nada a hablarte muy simpáticamente, en especial en las zonas turísticas. Con un poco de sentido común los vas a evitar y vas a ir conociendo las clásicas actitudes de los chantas. Aunque no quieras, hay veces que por sólo ser turista vas a terminar pagando más de lo que pagaría un local, eso seguro… es la ley de la selva. Algunas de las estafas más comunes son:

Tuk-tuks: Bangkok es sinónimo de tuk-tuk, esos triciclos motorizados que están por todos lados y no te van a dejar tranquilo. El primer día los vas a amar, les vas a sacar fotos, vas a subirte a uno para tener la experiencia mientras grabas un video y hasta te vas a querer comprar un suvenir de mini tuk-tuk. Sí, son pintorescos, coloridos y representativos, pero una vez que se empiezan a mover pueden ser los más odiosos. No el pobre vehículo en sí, sino la persona que lo maneja. Muchos tuk-tukeros te dicen que te van a hacer un tour de la ciudad por un precio muy barato, ¡cuidado! lo único que hacen es pasearte todo el día de un negocio al otro donde ellos cobran una comisión compres o no. Como medio de transporte siempre es más barato moverse en bus o caminando, claro. Si vas a tomar un tuk-tuk siempre, siempre, arreglá el precio antes de subirte. Lo mejor es preguntarle antes a algún local cuanto debería costarte el trayecto.

Primer viaje a Bangkok: tuk tuk

Compañías de buses “VIP”: cuando tengas que viajar fuera de Bangkok, no reserves con compañías privadas, siempre es mejor y más barato ir a la estación central de buses y tomarlos desde ahí. Tal vez pienses que una empresa privada ofrece un mejor servicio y más seguro, pero no, muchas de estas compañías que se hacen llamar “VIP” tienen buses más lentos e incómodos que los locales y no es raro que roben en los bolsos despachados.

El templo está cerrado: salvo contadas excepciones los templos están siempre abiertos y, salvo el Wat Phra Kaew y Wat Pho, casi todos los demás son gratuitos. Entonces, si algún trucho se te acerca diciendo que el templo está cerrado, o que te vende una entrada con descuento o cualquier otra cosa similar, ya sabés que es mentira. Lo que intentan es llevarte en tuk-tuk a otro templo que te “recomiendan”.

Primer viaje a Bangkok: no creas la mentira del Grand Palace

No creas si te dicen que el Grand Palace está cerrado.

La turista desesperada: esta no la experimentamos en primera persona, pero ya es conocido el caso de una extranjera muy obesa que dice que le robaron todo y necesita que le prestes plata para volver. No es el único lugar en el mundo donde escuchamos de esto, también pasó en Mendoza por un tiempo.

Go-go bars: Bangkok está repleto de este tipo de bares, ya sabés, de esos con bailarinas y muchos viejos verdes, donde la cerveza es mucho más cara que en cualquier otro lugar. Si por curiosidad o por lo que sea querés entrar en alguno, mejor pedile recomendaciones a algún local confiable o a otro turista. Es muy común que haya chantas por la calle que te inviten a su bar diciéndote que la cerveza es barata y las mejores chicas de la ciudad están ahí. La cerveza tal vez no sea tan cara, pero después te van a querer cobrar muchísimo por el show berreta. Chantas hay en todos lados, ya lo sabés, sólo que en algunos lugares como Bangkok más que en otros. Pero muy rara vez las cosas pasen a mayores, la ciudad es muy segura.

El mayor peligro va a ser el descontrolado tránsito y algunos carteristas en zonas donde se acumula mucha gente. En definitiva, con sentido común vas a andar sin problemas.

Gastar menos = viajar más

Bangkok es una ciudad muy barata, ya lo sabés, pero puede ser todavía más barata si seguís algunos consejos. Por ejemplo, en vez de comprar agua mineral, podés recargar tu botella con más de 1 litro por THB 1, como hacen los locales en las máquinas que vas a encontrar por la calle. Para comer, siempre es más barato, rico y fresco hacerlo en los puestos callejeros en lugar de restaurantes. Por THB 30 – 50 (USD 1 – 1,60) vas a tener un plato abundante (mucho menos por una bolsa de bichos crocantes con salsa de soja, mmm!). No te pierdas los exquisitos panqueques de banana con leche condensada por THB 20 – 25.

Primer viaje a Bangkok: Puesto de Padthai

Primer viaje a Bangkok: puesto de bichos

… y hasta podes encontrar delicias como estos bichos crocantes!

Otro consejo para gastar menos y evitar fraudes es no usar agencias de viajes, en especial esas que andan por Khao San Road y la zona de mochileros que te tramitan las visas, venden paquetes, boletos de bus y todo lo que les pidas. Hacé todo por tu cuenta y vas a viajar mucho mejor. Tal vez ya lo sepas, pero te lo recordamos. ¡No tengas vergüenza de regatear! En especial en alojamiento, servicios y suvenires. Si no tenés muy claro cómo hacerlo no te pierdas el posteo Bueno, bonito, barato: aprendiendo a regatear. Si pensás comprar suvenires, ropa o lo que sea, lo mejor es ir al enorme Mercado Chatuchak en vez de hacerlo en los puestos de las zonas turísticas, ¡acá sí que te vas a cansar de regatear!

También podés ahorrar mucha plata con una tarjeta de estudiantes (ISIC). ¿Qué, no tenés una? Bueno, Khao San todo lo tiene… sí, incluídas tarjetas de estudiantes y otros documentos truchos al instante, baratos e idénticos. No queremos decir que la compres ahí, sólo que… bueno, llegado el caso… ehhh… lo dejamos a tu criterio, pero si te interesa podés leer el posteo Cómo sacar la ISIC en Bangkok.

Primer viaje a Bangkok: agencia de turismo en Khao San Rd

Primer viaje a Bangkok: Puesto de ropa

Primer viaje a Bangkok: Shopping MBK

Primer viaje a Bangkok: Puesto callejero

Primer viaje a Bangkok: Credenciales falsas

Esperamos haberte ayudado con estas recomendaciones. Vos que sos medio despistado, no te olvides de escribir a casa para avisar que llegaste bien, poner papel en la tabla del inodoro, no aceptar bebidas de extraños, no olvidarte el pasaporte en ningún lado, ponerte protector solar, alimentarte bien y cuidarte. Cualquier consejo extra que necesites o duda que tengas, dejala en los comentarios.

Anuncios

Un comentario en “Bangkok

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s